Quienes Somos

Quienes Somos
Compromisos   Valores   Equipo de Trabajo
             
 

Ergonomía: Entrevista al Director
Horacio Rivera Besa Ph D.

¿En qué consiste la ergonomía?

Muchas veces la gente la identifica con características de objetos, pero la ergonomía es una disciplina científica cuya labor es adaptar el trabajo a las personas. Obedece a un principio que va en sentido contrario al "taylorismo", espina dorsal del industrialismo moderno y que señala que son las personas las que tienen que adaptarse al trabajo.

Nosotros buscamos generar sistemas de trabajo de acuerdo a las características de las personas, tanto sicológicas, físicas, sociales como generales.
De acuerdo a ésto, un packing de fruta en Copiapó, en Los Andes o en Curicó debería ser distinto, el equipo, los fierros o la variedad de la uva podrían ser los mismos, pero las personas que van a trabajar ahí no serán iguales, tendrán una concepción diferente del mundo y por lo tanto hay que pensar en una organización del trabajo distinta.

La ergonomía tiene a los trabajadores como el centro de la actividad laboral y el trabajo es entendido como un sistema que comprende a la persona, la máquina y su entorno.

La ergonomía tiene una visión integral del trabajo humano y en ella se deben manejar todas las variables para que éste sea un medio para mejorar la calidad de vida y la salud, así como para permitir a los trabajadores desarrollarse y ser altamente productivos.
 

"Hay que recuperar el sentido del trabajo, que este sea significativo para las personas".
   

¿Cuáles son las principales variables que consideran para hacer un diagnóstico dentro de una empresa?

Hace años mi profesor en Bélgica el Dr. José Gaussin, me decía que la mejor definición de un ergónomo era: "Un experto en el error humano".

Muchas veces entramos a las empresas por los malos resultados de los procesos, cuando en una compañía la gente se enferma mucho o cuando comienzan a haber problemas de calidad y no saben por qué, ni cómo solucionarlo.
También intervenimos en empresas donde hay altas rotaciones de personal, bajas en la productividad o quejas de los trabajadores.

Para hacer ergonomía se necesita un equipo multidisciplinario.
Aquí trabajan asistentes sociales, sicólogos, médicos, kinesiólogos, diseñadores, estadísticos, ingenieros, sociólogos y entre todos miramos la situación y vemos dónde podemos intervenir para mejorar las condiciones. Generar un sistema de trabajo para que las personas puedan trabajar sin dañarse no es fácil, pero se puede.
La persona la entendemos como una unidad biológica, sicológica, social y espiritual (trascendencia).

Por eso, a la hora de hacer un diagnóstico es necesario considerar que las personas en el trabajo están sometidas a exigencias físicas, ambientales, mentales (tanto cognitivas como afectivas) y organizacionales.
Todas estas exigencias van a impactar en ellas y, de acuerdo a sus características particulares, generarán un costo que va a ser objetivo, en términos de que lo podemos medir, y subjetivo desde el punto de cómo es percibida esa carga por la persona.
 
   

¿Qué pasos siguen para realizar un diagnóstico?

Normalmente lo que nosotros hacemos primero es identificar las exigencias a las que está sometida la persona. Tenemos el dato de que existe un problema y normalmente hacemos un estudio de huella histórico, averiguando qué ha pasado dos o tres años antes tanto con la gente como con los resultados operacionales, fabriles y económicos de la empresa.

Hay exigencias organizacionales que son los estilos de gestión, la cultura organizacional, la política de remuneración, en innumerables ocasiones hemos relacionado un determinado sistema de remuneraciones o de supervisión con la producción y el clima laboral con la accidentabilidad de un grupo de trabajadores. También hay condiciones desde el punto de vista físico como la postura, fuerza, movimiento, desplazamiento que generan exigencias y que pueden llegar a generar un bajo rendimiento laboral tanto del trabajador como de los equipos que opera.
Lo mismo ocurre desde el punto de vista ambiental donde puede influir la temperatura, la concentración de oxígeno, la luminosidad, el ruido, el mobiliario.

Desde el punto de vista mental cognitivo, las exigencias de atención, concentración y memoria que sobrepasan las capacidades humanas, así como las exigencias emocionales como la toma de decisiones o enfrentar situaciones limites, generan errores u omisiones que causan accidentes o elevan los niveles de tensión y estrés de las personas.
 
   

¿Cuáles son los diagnósticos más comunes que hacen en las empresas?

El principal problema es filosófico-valórico. Los ingenieros que se forman en la universidad y que encabezan los grandes procesos productivos se auto declaran como "cuadrados" y que su principal asunto son los números.
Esto es dramático porque denota que tienen una concepción del trabajo "tayloriana" en la que el trabajador es un engranaje más del proceso productivo y mientras más se asemeje a la máquina mejor. Para ellos lo ideal sería un trabajador que funcionara las 24 horas del día. Ahora, este ingeniero tiene programas de mantenimiento preventivo para sus equipos, pero no lo considera necesario para las personas.
Este paradigma que tienen adentro de su cabeza es el principal problema. Muchas veces cuando nos contratan le decimos a nuestros clientes que si después de aplicar la ergonomía la productividad no aumenta o los costos no disminuyen, que no nos paguen. Estamos muy seguros de que se obtienen resultados efectivos porque no sólo trabajamos con variables blandas, como la satisfacción, sino que manejamos muchos datos duros, cuantificables.
Pero para obtener resultados duros necesitamos que los ejecutivos entiendan que los trabajadores no son mano de obra, son personas.
 
     

¿Cuánto demoran en la solución de los disfuncionamientos?

Depende de la complejidad, desarrollamos una modificación de un sistema de rotación y cambio de turnos en condiciones de alta exigencia que nos tomó un año y medio, pero hay otras intervenciones como rediseñar layout de oficinas o mejorar condiciones de ejecución de trabajos específicos que se extienden por cuatro a seis semanas.
 
   

¿Cómo se pueden compatibilizar los requerimientos de los trabajadores con las necesidades de la empresa?

No puede existir una empresa sin trabajadores. No se puede hablar de la empresa y los trabajadores aparte, es como si uno dijera que se puede separar a la persona y su sistema nervioso, esto porque el objetivo final es el beneficio de la organización. Si se define que la empresa está compuesta por los accionistas, sus administradores, sus clientes y sus trabajadores y el objetivo es que esta unidad permanezca en el tiempo, hay que velar por el bienestar de todos.
Si a todos les va bien, la organización es viable en el largo plazo, pero si no tratan bien a los clientes ellos se van, si no se retribuye bien a los accionistas toman su capital y se van, si no tratan bien a los administradores o a los trabajadores, pasa lo mismo.

Desde mi particular postura, creo que la ergonomía es una herramienta que nos permite avanzar en ese sentido porque podemos demostrar, con datos duros, que esto es un buen negocio para todos.
Los trabajadores también requieren de un proceso de reflexión y cambio, hay un trabajo grande que hacer con ellos, en general tienen el prejuicio que los cambios que hacemos son una forma elegante para "estrujar el limón" o, como me lo dijera un profesor en Bélgica una vez, criticando la ergonomía, que "ésta es un neo-taylorismo".
Efectivamente puede serlo si no va acompañado de un fuerte fundamento y compromiso valórico hacer ergonomía es muy complicado porque hay demandas y problemas éticos muy de fondo.
 
Dirección: Martín de Zamora 3017, Las Condes, Santiago, Chile / Fono: 2085365 / Fax: (56) 02-2073282
CEYET. Todos los derechos Reservados.